INICIO Consejos Regiones  

VACUNAS

ESQUISTO-SOMIASIS

 

Aunque esta enfermedad no es bastante significativa como para preocuparte si viajas a la India, es importante conocerla y tomar unas pequeñas precauciones tanto si viajas por este país como si viajas por otros que pueden ser endémicos.

La esquistosomiasis es una enfermedad parasitaria causada por alguno de los cinco parásitos de la familia Schistosomatieda que producen patología en el hombre.

 

Introducción
Vacunas
Botiquín
Seguro de
Viaje
Malaria
Fiebres
tifoideas
Diarrea del
viajero
Cólera
Dengue
Difteria
Esquisto-
somiasis
Hepatitis A
Hepatitis B
Hepatitis C
Meningitis
Disentería

Este parásito nada libremente por el agua. Cuando contacta con las personas, el parásito penetra en la piel donde hace su primera maduración, dirigiéndose después hacia los pulmones y el hígado donde llega a su edad adulta. Dependiendo de la variedad de parásito migrará a la vejiga, al recto, a los intestinos, al hígado, al sistema venoso, al bazo o a los pulmones.

La prevención más importante es evitar bañarse en aguas dulces, lagos, charcas o piscinas abastecidas por agua de arroyos próximos que puedan estar contaminadas, sobre todo infectadas de los caracoles donde se refugia este parásito.

vesiculas
Vesículas producidas por la penetración del Schistosoma

 

Aunque no lo parezca, algunas aguas se encuentran cerca de ciudades, y las corrientes traen residuos desde ellas. Las personas infectadas diseminan sus huevos de esquistosoma por medio de la defecación o micción.

 

Si estos huevos se mueven por medio acuático y encuentran algún caracol que puedan infectar llegan a convertirse en larvas. Siempre dependiendo de factores como la temperatura y el ambiente se desarrollan y abandonan el caracol moviéndose libremente por el medio acuoso.

Cuando hay turbulencias en el agua, al igual que sombras e incluso cuando detectan compuestos químicos por ejemplo los utilizados en cremas de piel por los humanos, tienen más capacidad de infectar al hombre. Se enganchan a la piel y la penetran. La penetración de la piel puede dar lugar a una dermatitis conocida como "prurito de los nadadores".

En apenas 2 días pasan a la sangre llegando a los pulmones donde continuarán su ciclo vital. Posteriormente vuelven a la sangre y se dirigen al hígado donde se instalan. Esto ocurre a los 8 días más o menos de la penetración. Aquí se nutrirán de eritrocitos (glóbulos rojos). Tanto el gusano macho o la hembra adultos pueden alcanzar los 10 milímetros de longitud. Cuando son adultos pueden infectar cualquier otro órgano del humano reinstalándose en el intestino y recto.

esquistosomiasis
Microfotografía de vejiga con esquistosomas S.haematobium mostrando grupos
de huevos y eosinofilia.

Metacercaria
Metacercaria

Schistosoma mansoni
Schistosoma mansoni

 

Estos gusanos pueden vivir en un cuerpo hasta 5 años, y en apenas 7 ó 8 semanas llegan a la madurez pudiendo desovar de 300 a 3000 huevos diarios. Mediante la micción ó la defecación pueden llegar los huevos a un ambiente apropiado e infectar a otra persona.

Hay cinco especies del parásito Esquistosoma que afecta a humanos:

  Eschistosoma mansoni y Eschistosoma interculatum que afectan al intestino.
  Eschistosoma haematobium que afecta al sistema urinario.
  Eschistosoma japonicum y Eschistosoma mekongi que afectan también al intestino.

En la India podemos encontrarnos con el Esquistosoma mekongi y el intercalatum, teniendo esta última poca importancia epidemiológica. La esquistosomiasis es común en ciertos países de áreas tropicales y subtropicales. En la actualidad 74 países, en mayor parte subdesarrollados, están afectados. El Esquistosoma haematobium que afecta al sistema urinario era ya conocido en la antigüedad, se han encontrado registros médicos sobre la acción de esta enfermedad con una antigüedad de hasta 2000 años, y se han identificado huevos calcificados en la vejiga urinaria de momias del año 1000 a .C. Se distribuye principalmente por el África continental como por sus islas orientales, Oriente Próximo y el valle del Nilo.

Se debe buscar asistencia médica si tenemos alguno de los síntomas abajo indicados y si hemos estado expuestos a aguas contaminadas.

Los síntomas son las siguientes:

Inicialmente puede producir picazón y erupción cutánea.
Si nos hemos infectado con muchos parásitos podemos tener fiebre, escalofríos, e inflamación de los ganglios linfáticos.
Micción frecuente, dolorosa e incluso con sangre.
Dolor abdominal y diarrea a veces con sangre, e incluso pólipos cólicos.
Los síntomas varían según el tipo de parásito y la fase de la infección.

La tasa de mortalidad es muy baja si se coge a tiempo, y lo normal es que nos ocasione fiebre que no nos deje hacer nada más, aunque en las zonas afectadas hay un alto porcentaje de fallecimientos por cáncer de vejiga como ocurre en los agricultores del valle del Nilo. Estamos ante una enfermedad crónica y si la infección está más avanzada podemos encontrarnos con:

  Insuficiencia renal crónica
  Inflamación del colon.
  Obstrucción del riñón y la vejiga
  Cáncer de vejiga, cistitis o uretritis.
  Hipertensión pulmonar
  Daño crónico en el hígado y agrandamiento del bazo
  Insuficiencia cardiaca derecha
  Convulsiones
  Ocasionalmente embolias por granulomas cerebrales o espinales.

El medicamento que se utiliza en su tratamiento es el prazicuantel, aunque no evita que una persona se vuelva a infectar, por lo que en las zonas endémicas no llega a ser lo mejor. Normalmente el tratamiento de praziquantel es de una única dosis oral de 40 mg/kg o bien repartido en dos dosis de 20 mg/kg, siendo bien tolerado y con efectos secundarios poco importantes. Si la infección es aguda se pueden administrar corticosteroides. En el pasado se ha usado el antimonio que actúa interfiriendo con las enzimas del parásito. Normalmente el tratamiento de esta infección a tiempo da buenos resultados, pero si está más avanzado se complica un poco. Debemos hacer un análisis a la orina y a las heces y comprobar si existen huevos de esquistosoma, prestar atención si han disminuído los glóbulos rojos, mirar las plaquetas, incluso hacer una biopsia si creemos tener algún tejido que puede estar infectado. En cualquiera de estos casos el parásito ya ha llegado a su vida adulta. Hay que tener en cuenta que la presencia de huevos en las heces es intermitente, así pues las pruebas han de repetirse periódicamente.

Normalmente el diagnóstico de esta enfermedad tarda unos 3 días, pero en China han desarrollado unas tiras reactivas que en contacto con una muestra de sangre puede decirnos la presencia de esta enfermedad en apenas 10 minutos. Se espera que se apueste por este sistema de detención sobre todo en las zonas donde la enfermedad es endémica. La esquistosomiasis mansoni propia del continente africano se encuentra también en 12 provincias de China al sur del valle del río Yangtse.

A la esquistosomosis se le llama también fiebre de Katayama o Cercariosis cutánea.

Todavía no hay una vacuna para esta enfermedad pero se está investigando. La inmigración y el turismo propaga la enfermedad fuera de los lugares endémicos.

 

 

Ir arriba

Navegando aceptas la Politica de Cookies

Copyright©2018 www.viajeporindia.com